lunes, 17 de abril de 2017

Nace la sección literaria del Amethyst Circle


Nos enorgullece presentarles la sección editorial de nuestra comunidad, misma que editará textos y novelas de obras audiovisuales y visuales. Novelas de películas, videojuegos, ánime, manga y cómics. Desde luego, también se apoyará producciones originales de autores nóveles y, como es lógico, producciones literarias de naturaleza hiperbórea.

Visiten nuestra página oficial como Círculo de Amatista Ediciones:

domingo, 5 de febrero de 2017

Las Crónicas del Supay (por Gaburah L. Michel)

Esta reseña es un pendiente ineludible que, por trabajo y otros quehaceres académicos, no tuve tiempo de realizar. Mas el tiempo por fin fue indulgente y me permitió una apertura para hablar (o mas bien escribir) sobre “Las Crónicas del Supay”.

Este texto llegó a mis manos como una cortesía muy gentil de su autora, Sisinia Anze Terán, quien me facilitó una copia dedicada durante una feria de autores organizada por el colegio Guido Villagomez Loma de la ciudad de El Alto el pasado año. Aquella jornada de literatura fue especialmente nutritiva para quienes tenemos el oficio de escribir. La interacción entre autores, lectores, estudiantes y maestros tuvo un buqué especial, quizá matizado por el dejo de misticismo que implicaba estar en el principal escenario de una de las novelas de terror boliviano más escabrosas que existe; y es que no es irrelevante mencionar que la unidad Guido Villagomez Loma es donde se desarrollan las masacres en la novela “La Puerta”, de Daniel Averanga. Era una jornada mística, lo era. Solo me faltó una botella de ron para matizar ese día lleno de eventualidades para el anecdotario.

Sobre “Las Crónicas del Supay”, puedo afirmar que el relato tiene una forma particular de mezclar el misterio con el revisionismo histórico. Es destacable el trabajo de investigación que realizó Sisinia en torno al origen de la cultura minera boliviana. Pero, ¿qué clase de cultura es esa? Para un boliviano, hablar de las minas del altiplano es tan doméstico como hablar sobre fútbol o política. Pero para quien está fuera de las fronteras bolivianas es bueno aclarar que la gente de las minas andinas está profundamente arraigada al temor y respeto al mismísimo diablo, ergo Lucifer, ergo el Tío. Se trata de una mezcla gnóstica de paganismo luciférico y devoción hacia una virgen que funge de amalgama entre lo maldito, lo terrenal y lo sagrado. Ciertamente Sisinia logró hilvanar un ensayo descriptivo muy pulcro en relación esta “cultura de las minas”; y más allá de eso, la autora no se conformó con solo describir aquello que es evidente, sino que se propuso indagar más allá con la finalidad de responder a una pregunta tácita y no verbalizada acerca de las minas bolivianas: ¿quién es el Diablo?

Hablar del Tío, Diablo o Lucifer desde una óptica abrahámica (sea cristiana, judía o islámica), queda fuera de todo contexto. El Tío de la mina no es algo que un semita pueda imaginar. Hay que ser particularmente hereje para indagar sobre la naturaleza perene y subterránea del Tío. “Las Crónicas del Supay” nos conduce hacia los orígenes del mito. Es un viaje hacia antiguos aquelarres de historias olvidadas, donde la desgracia y la muerte se pueden convertir en una oportunidad única de lograr la eternidad. Bajo esa guía argumental, el relato estriba sobre dos ejes narrativos. El primero de ellos, desarrollado en tercera persona y ambientado en el año 2015, nos describe la desdichada aventura de una turista que, por azares llenos de sentido, se extravía en una mina del cerro Sumaj Orcko de Potosí. Tal turista, buscando la salida de su naufragio forzoso en la mina, halla un antiguo diario el cual relata la vieja y larga historia de un hombre que llega de Europa. A partir de aquí el relato ingresa al segundo eje narrativo, planteado en primera persona y ambientado en la oscura coyuntura europea del año 1337. Este segundo eje de narración nos propondrá revisar la vida de un hombre de la alta alcurnia europea cuya familia perece durante la Peste Negra. Enfermo, este hombre es mordido por un ser sobrenatural que solo camina en las noches y necesita alimentarse de sangre para vivir. Aquella mordedura hará de nuestro personaje un ser inmortal que viajará a América para descubrir el increíble destino que le depara.

El ritmo del relato tiene puntos de inflexión concretos durante el desarrollo temporal de los hechos. Su cadencia marca una velocidad media determinada cuya característica es la contemplación de hechos históricos muy relevantes desde los ojos de nuestro inmortal personaje principal. Podemos encontrarnos con Leonardo Da Vinci, la Reina Isabel de Castilla, Cristóbal Colón, entre otros personajes famosos del fandome de los historiadores. Y mientras más se desarrolla la historia, el misterio va definiéndose hacia un horizonte concreto: América. Será, pues, en el Nuevo Mundo donde nuestro personaje inmortal hallará su lugar. Es en ese momento donde, al fin, es revelado el secreto de la identidad del Diablo. Un enigma pagano que solo un hombre inmortal puede revelar para nosotros.

A mi criterio, “Las Crónicas del Supay” tiene un dejo muy definido a Bram Stoker con tintes de Jeff Long durante su obra “El Descenso”. Todo aquello se mezcla con un sabor a Dick E. Ibarra Grasso, Antonio Díaz Villamil y una pizca de Robert Graves. En sí misma, la obra sabe a revisionismo histórico entremezclado con una metafísica proveniente de las profundidades de la tierra.

La forma narrativa es atractiva, la propuesta histórica es vertiginosa y la intención de Spin-off vampírico, sobrenatural y diabólico hace de “Las Crónicas del Supay” un relato de avance ágil. En lo personal quedé bastante satisfecho al finalizar la novela de Sisinia. Leerla es un buen pretexto para visitar al diablo y servirnos una copa de vodka y sangre para hablar sobre el ser humano y su naturaleza caótica. ¿Por qué leer “Las Crónicas del Supay”? Pues simplemente para viajar en la historia y enterarnos que pocas cosas son como los libros de historia las cuenta. ¿Saben qué más? Colón y sus exploradores fueron los últimos en descubrir América, pero fueron los primeros en atribuirse licencia de explotación libre. Pero claro, el Supay lo sabía, y llegó para observar a los hombres explotarse entre sí. Buen pretexto para tomarse un trago con él.




jueves, 13 de octubre de 2016

Entre el amor y la locura (por Gaburah L. Michel)

Ya más de una vez señalé que la literatura boliviana que tiene como hilo conductor, en su forma de narrar, paradigmas costumbristas, realmente me causa bastante antipatía. Sin embargo, no existen absolutos en el universo de las formas creadas. Del mismo modo en que la materia se puede convertir en energía según su aceleración, mi óptica del costumbrismo boliviano también puede cambiar según se construya el tempo/ritmo del relato. Y es ahí donde, justamente, aparece la obra de David Vildoso Lemoine; su último título: “Entre el amor y la locura”.

Si lo tuviera que describir con un ángulo imbuido en un buqué audiovisual, podría decir que en esta ocasión David trae a la palestra una novela muy Kuroshauniana, osease, un texto cuyo montaje parece sacado de la construcción dramática de 8/8 de Akira Kuroshawa (cineasta japonés). No se trata tanto de buscar un protagonista o un antagonista; no es una obra montada en una estructura 3/3 (principio, nudo, desenlace), típica aristoteliana, sino un trabajo con los eventos expuestos en un orden más complejo. La estructura narrativa de “Entre el amor y la locura” presenta una introducción, una exposición, un estímulo, una progresión, un clímax, un decrescendo, un desenlace y una conclusión. La progresión dramática no es abrupta, pero tiene unidad de acción, tiempo y lugar suficientes. Con disciplina hegeliana, Vildoso emplea el conflicto como piedra angular del drama sin recurrir a villanos. En todo caso, el romance en sus dimensiones idílicas es el conditio sine qua nom de este trabajo. Pero basta de tanta verborrea técnica.

Las escenas paisajistas, de tinte impresionista, que se plasman en “Entre el amor y la locura” obedecen a una mimesis espontánea, del arte imitando a la vida. Sapuchuy, pueblo donde se desarrollan la mayoría de las acciones de la novela, Sucre e incluso La Paz son descritas con oficio. En los últimos años, Vildoso ha ido puliendo su forma de decir las cosas hasta un punto en que su prosa presenta matices múltiples de exacerbación y sublimación. Su trabajo exhibe fino detalle de los escenarios y las emociones, de modo tal que es fácil evocar recuerdos propios durante la lectura. Cuando me tocó, al fin, leer “Entre el amor y la locura”, varias de las situaciones planteadas por David me llevaron a recordar escenas que viví en carne propia. Incluso tuve resquemores sobre mis propias relaciones afectivas de pareja. Y cualquier texto que pueda hacerme sentir aludido hacia mis emocionalidades es un texto que funciona para mí.

Una vez más, la forma narrativa de Vildoso, tal y como lo hizo con “El árbol que llora sangre”, me hizo mucho recuerdo a Benjo Chávez y su obra “Marienela”; solo que hay un aire mucho más maduro en “Entre el amor y la locura”, algo más cercano a Isabel Allende (no por lo comunista sino por lo utopista). Quizás la ausencia de malicia en esta última novela de David sea lo que le desposee cualquier atisbo de apología a la ironía, o a la comedia clásica llena de ires y venires. Es una novela juvenil, hasta cierto punto cándida, con profundos tintes criollos pero orientada al romance que bien puede ser trágico o utópico.

Si alguien me preguntase por qué vale la pena leer “Entre el amor y la locura”, yo solo respondería que es una lectura apelativa para quienes están aprendiendo a sentir emociones. O para quienes sintieron, dejaron de sentir y ahora, como un minusválido que tiene que aprender a caminar de nuevo, están intentando sentir nuevamente.

Gaburah L. Michel



viernes, 7 de octubre de 2016

Una mirada hiperbórea a "The Wall"

Pocas bandas han marcado época como lo ha hecho Pink Floyd. La banda británica es hoy considerada como uno de los referentes culturales del siglo XX. Se inició en las tendencias psicodélicas de la música de los 70 y mutó hacia el rock progresivo hasta llegar al New Opera gracias a sus experimentos acústicos y el ensayo sónico. Es una banda conocida por sus canciones con alto contenido filosófico. Y de todas sus obras, quizás una de las más grandiosas y emblemáticas sea la legendaria Opera Rock titulada: «The Wall».

Obra dedicada a la decadencia de la vida, «The Wall» vio la luz en 1979 y fue compuesta casi en su totalidad por Roger Waters, extrayendo también otros éxitos como «Comfortably Numb» o «Run Like Hell», compuestos por Gilmour.

Más allá de las implícitas connotaciones de la obra, cuya finalidad es denunciar los males de una sociedad decadente basada en la más lúdica cultura de apología al sexo y las drogas, el oscuro trasfondo de la obra subyace más allá del impresionismo crítico y se traslada a un plano metafísico aún más sutil. Los martillos, los paramilitares uniformados, el orden castrense, todos aquellos elementos que durante la película parecen criticar las políticas fascistas de los años 40 y 50, son más bien todo lo contrario; no una crítica en sí, sino un recordatorio no con la intención de denunciar, sino de denotar.

Roger Waters se hizo una figura aún más polémica desde el 2013 al empezar a denunciar al sionismo como catalizador de los males mundiales. En ese respecto habló de «The Wall» como una catarsis a los resultados de la Gran Guerra, implicando en entrevistas alguna clase de afinidad con el Nacional Socialismo Alemán de finales de los años 30 e inicios de los 40. Lo que puede dar interpretaciones inusitadas a la película «The Wall».

El simbolismo de la obra no solo hace mención a una cultura fascista, sino que reprocha el desatinado actuar de las células neonazis de su tiempo y las contrasta con el original Nacionalismo europeo. La propia figura de Pinky —personaje principal de la película—, se ve convertida, en sus laberintos mentales internos, en una representación vívida de Adolf Hitler. La dicotomía abandona los facilismos culturales del prejuicio y se adentra al origen arquetípico de los ismos.

Martillos cruzados, pero de carpintero, haciendo una sátira del comunismo soviético. El pueblo con máscaras saludando al líder, haciendo alusión al nazismo. El “dictador” tácito convertido en drogadicto y estrella de rock frustrado por sus traumas de infancia, caricaturizando al típico hombre de clase media y producido por el paradigma liberal-capitalista; mayor logro de los aliados demócratas de la II Guerra Mundial. «The Wall» resume a los Soviéticos, Nazis y Aliados en una magnífica estratagema musical que, hacia el final del filme, nos dice: “combatimos al enemigo equivocado”.

Las escenas psicodélicas de la obra, haciendo apoplejía del sexo en toda su coital dimensión. La esposa infiel. La madre posesiva. El maestro infame. La soledad y el abandono. El bullying infantil. El pánico. La esquizofrenia. La total destrucción de la cordura. «The Wall» no solo nos habla de los resultados del pasado, sino de las posibilidades de futuro y las premisas del presente. Es un déjà vu agónico que no muere de facto, sino lentamente; con un largo y estruendoso alarido. Es una advertencia para el que vive sin vivir, el que hace sin hacer, el que habla sin saber. Por eso y mucho, mucho más, «The Wall» es una soberbia obra maestra. Musicalmente perfecta, líricamente controvertida e icónicamente metafísica; en pocas palabras, una legítima obra hiperbórea.



viernes, 2 de septiembre de 2016

El Círculo de Amatista en Wattpad


Millones de individuos tentando a la literatura mediante las innovaciones tecnológicas. No es novedad que servicios como Kindle y Bubok han innovado en cuanto a libros virtuales se refiere; mas estos servicios, naturalmente, no son gratuitos y cada libro tiene un costo, tanto para publicarlo y promocionarlo como para adquirirlo. Desde luego, ningún editor que se respete hará gratis un trabajo de edición y corrección de un autor. Es más, cualquier individuo que desee acceder a publicar su trabajo debiera ser profesional en literatura (grado de Licenciatura), por lo que la escritura no es más que un reducto para aquellos académicos que estudian en las universidades para escribir; por lo que el oficio no debiera ser ejercido por gente demasiado joven ya que ningún sujeto por debajo de los 15 años (salvo raras excepciones) tiene aún capacidad cognoscitiva para emprender la universidad, menos aún para un grado universitario que licencie sus publicaciones. ¿Cierto? Error.

Si algo ha quedado demostrado es que, si bien es un gran salvoconducto en el mundo editorial, el título universitario a nivel de Licenciatura en Literatura no es un requisito indispensable para intentar escribir. Caso contrario, los adolescentes, que por su edad y suficiencia académica que no sobrepasan la competencia escolar, simplemente no escribirían. Y resulta que hay bastantes escritores que no pasan de los 15 años. ¿Tienen licenciatura? No. ¿Necesitan de una para publicar? No. ¿Tener estudios avanzados en letras cierra las puertas? No del todo. ¿Los autores noveles y amateur tienen acceso al mundo editorial? No. ¿A alguien le importa? Sí. Y resulta que en los últimos años, los servicios de edición y autoedición digital han realizado una interesante mutación hacia los conceptos tecnológicos de aplicaciones para celulares y plataformas virtuales de publicación en línea gratuita. La más destacada de estas plataformas es, sin duda, Wattpad. Pero, ¿qué es Wattpad?

Wattpad es una red social cuyo eje conductor gira alrededor de la literatura y el fomento a sus usuarios para escribir y publicar lo que escriben. Funciona desde el 2006 en Toronto, Canadá, y en la actualidad tiene más de 45 millones de usuarios escribiendo y leyendo en más de 50 idiomas. Funciona con tecnología Android por lo que es perfectamente compatible con cualquier celular con IOS Android, lo que hace que la lectura sea accesible desde cualquier lugar. Sin embargo, esto no es un infomercial sino una mirada a un egrégoro numeroso ávido por leer nuevos relatos y con mentes abiertas a la innovación. ¿Abiertas? ¡Sí!, y es que resulta que el 70% de usuarios de la plataforma Wattpad (así como el 70% de usuarios de nuevas tecnologías), no sobrepasan los 25 años. Y como todos saben, el futuro (si es que hay uno), está en la juventud. El hecho que tantos talentos jóvenes tengan la oportunidad de escribir y publicar de forma gratuita a un mercado de lectores en constante crecimiento genera diversos beneficios para la literatura, mismos que van desde la capacidad de desarrollar pensamiento crítico y creativo en la juventud, tan adormecida por un mundo plagado de imágenes, hasta la oportunidad de descubrir grandes obras maestras que en el futuro podrían ser punto de partida para tendencias literarias.

Esto, si bien puede presentarse como un arma sinarquizante de expansión del fuego del corazón sobre el hielo de la sangre, puede ser también una oportunidad de regar la semilla de la gnosis en terrenos vírgenes a los misterios de la sangre. Como dice Felipe Moyano: “la cultura es un arma”. Y es en este sentido que el Círculo de Amatista, en orden de seguir expandiendo la gnosis hiperbórea así como difundir a los nuevos gnósticos y novelistas de trabajos hiperbóreos, da inicio a sus actividades en Wattpad.

En el marco de la tecnología, el propósito de la agrupación es no solo encontrar a los heraldos de la sangre ocultos en diversas regiones del mundo haciendo uso de la red, sino también realizar un apoyo a la literatura mediante la difusión y disciplinada revisión de obras publicadas en plataforma Wattpad. Para ello, el Círculo de Amatista inaugura su perfil de Wattpad y se hace público el anuncio de actividades que realizará la agrupación dentro de esta red social.

Entre las gestiones previstas se enlistan:

*Elaboración de reseñas.
*Publicidad oportuna para obras.
*Edición y corrección de obras.
*Realización del diseño gráfico de obras.
*Auspicio de concursos literarios de Wattpad.
*Llamamiento público a certámenes temáticos y concursos de literatura.

El presente apartado irá siendo actualizado según las actividades que se esté realizando. A su vez, las reseñas y publicidad de obras, así como lecturas recomendadas dentro y fuera del mundo de Wattpad, serán actualizadas mediante entradas nuevas en el muro del blog. Este es un servicio gratuito ofrecido por los miembros del Círculo de Amatista y su fundador, Gabriel L. Michel.

Perfil del Círculo de Amatista en Wattpad



jueves, 2 de junio de 2016

¿Se ha abierto un universo paralelo? Misteriosa ciudad flotante reaparece en el cielo de California

Después de varios informes de "ciudades flotantes" que aparecen en los cielos de todo el mundo, otro increíble avistamiento similar fue hecho por personas afirmando que un "portal desde otra dimensión" puede haberse abierto por encima de la Tierra.

No hace mucho tiempo, en 2011, cientos de personas de la pequeña ciudad fronteriza de Dulali en Darazo, Nigeria, afirmaron haber visto una enorme "ciudad volando en el cielo". "La masiva ciudad flotante" apareció de la nada, toda la ciudad estaba rodeada por una nube fina y flotaba muy cerca del suelo, a través de estas "nubes" testigos afirmaron haber visto hermosos edificios, grandes torres y sonidos de máquinas generándose en la ciudad.

Después del avistamiento de Nigeria, otro tuvo lugar el día 7 de octubre del 2015. En las calles de Foshan, la gente observó con asombro como una ciudad gigante apareció de la nada.


Según informes de prensa, miles de personas se quedaron quietos, observando la 'ciudad fantasma' en lo que ha sido la segunda aparición de una "ciudad flotante" en China. La misteriosa "ciudad" se informó que tenía rascacielos gigantes y otros edificios más pequeños que eran "claramente" visible en la imagen de acuerdo a los usuarios de las redes sociales. Pero en el 2011, una colosal estructura que se asemeja claramente a una ciudad gigante fue vista sobre la ciudad de Huangshan en el sur de Anhui en China.

Ahora, los últimos avistamiento realizados por residentes de California, en EE.UU., muestran imágenes del avistamiento que parece ser casi idéntica a la de China en el año 2015. Hasta el momento, tres teorías se han propuesto de lo que los misteriosos avistamientos podrían haber sido: Solo es otro elaborado engaño, una conspiración del gobierno o es de hecho, un portal a otra dimensión.


¿Es posible que un universo paralelo se haya abierto en la Tierra? Misteriosa ciudad flotante reaparece en el cielo creando confusión entre los residentes en California

Sin embargo, la parte más misteriosa del avistamiento que tuvo lugar a lo largo de California es el hecho de que es casi idéntica a la que apareció sobre China en el año 2015.

Curiosamente, muchas personas creen que la misteriosa aparición de "ciudades flotantes" por encima de la Tierra podría ser causada por los misteriosos experimentos que tienen lugar en el acelerador de partículas LHC en el centro del CERN en Ginebra, Suiza. Hasta ahora, los científicos han estado disparando el 'acelerador de partículas' a sus niveles de energía más altos en un intento de encontrar o incluso crear, agujeros negros en miniatura. De acuerdo con los científicos del proyecto, no sólo es posible la creación de mini agujeros negros, sino que la gravedad de nuestro propio universo puede filtrarse en un "universo paralelo".

Debido a estas declaraciones, muchas personas alrededor del mundo creen que los experimentos como los del CERN podrían crear fenómeno nunca antes visto en el planeta Tierra. Un ejemplo de este fenómeno podría ser las numerosas ciudades misteriosos "flotantes" que se han visto alrededor del mundo.

Descubren un nuevo y enigmático estado de la materia

Se han descubierto evidencias de un misterioso nuevo estado de la materia, vaticinado por primera vez hace 40 años, en un material real. Este estado ocasiona que los electrones, a los que se considera partículas indivisibles, se comporten como si se fragmentasen en bloques.

Los investigadores, incluyendo físicos de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido, han medido las primeras firmas de estas partículas fraccionarias, conocidas como fermiones de Majorana, en un material bidimensional con una estructura similar a la del grafeno. Sus resultados experimentales coinciden muy bien con uno de los modelos teóricos principales de ese estado exótico mencionado.

Se cree que este misterioso estado de la materia se oculta en ciertos materiales magnéticos, pero no ha sido visto de forma concluyente en la naturaleza.

La observación de una de sus propiedades más intrigantes, el aparente fraccionamiento del electrón, en un material real, es un hito. Y no solo para la física: los fermiones de Majorana resultantes podrían ser utilizados como bloques de construcción para las computadoras cuánticas, que serían mucho más rápidas que cualquier ordenador o superordenador convencional y podrían llevar a cabo cálculos que de otra forma no podrían hacerse.

En un material magnético típico, los electrones se comportan como diminutos imanes de barra. Y cuando el material es enfriado a una temperatura lo bastante baja, los “imanes” se reordenan, de manera que todos los polos norte magnéticos apuntan en la misma dirección, por ejemplo.

Pero en un material en el que se da ese estado exótico, incluso si está enfriado hasta el umbral del cero absoluto, los imanes no se alinearían sino que experimentarían un entrelazamiento ocasionado por fluctuaciones cuánticas.





La imagen muestra la excitación del nuevo estado en una retícula en forma de panal de abeja, bajo la acción de neutrones. (Imagen: Genevieve Martin, Oak Ridge National Laboratory)

El equipo internacional de Johannes Knolle y Dmitry Kovrizhin, de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido, dirigido desde el Laboratorio Nacional de Oak Ridge en Estados Unidos, utilizó técnicas de dispersión de neutrones para buscar pruebas experimentales de fraccionamiento en cristales de cloruro de rutenio. Los investigadores analizaron las propiedades magnéticas de los cristales de este material "iluminándolos" con neutrones, y observando el patrón de las ondulaciones que los neutrones producían en una pantalla.

Un imán normal crearía puntos distintivos y marcados, pero existía el misterio de qué tipo de patrón presentarían en ese estado exótico los fermiones de Majorana. La predicción teórica de Knolle y sus colaboradores en 2014, que hablaba de firmas distintivas, coincide bien con lo que han observado en la pantalla los científicos que hicieron los experimentos, proporcionando por primera vez pruebas directas de ese estado y del fraccionamiento o fraccionalización de los electrones en un material bidimensional.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Physicists show both Russia and Turkey were lying about the downed russian plane


Following the recent downing of a Russian military jet by Turkish forces somewhere along the border of Syria and Turkey, both nations offered very different accounts of what happened. Two astrophysicists at the Belgian university KU Leuven have used simple Newtonian mechanics to show why both countries’ accounts cannot possibly be correct.
Last week, a Russian military jet was shot down by Turkey, who claims that it violated their airspace for 17 seconds, and ignored 10 warnings in the space of five minutes. Russia claims that it was shot down over Syrian airspace, and that it never violated Turkish territory. Two Belgian researchers decided to review the video footage of the incident to try and ascertain which account is more accurate.


When the first jet is hit, it begins tumbling to the ground, falling for 30 seconds before it impacts the hillside. Assuming the pilot lost control of the plane immediately, the downwards movement is only dependent on gravitational acceleration. Backtracking this acceleration downwards, they calculated that the plane was traveling at a height of 4,500 meters (14,800 feet) when it was hit – roughly consistent with Turkish accounts at this point.
Turkey claimed a specific crash site, 8 kilometers (5 miles) from where it was hit. This means that it must have been traveling at an initial speed of 980 kilometers per hour (610 miles per hour). Turkish officials say that the jet was traveling through 2 kilometers (1.24 miles) of Turkish airspace for 17 seconds.
At this speed, however, it would have only taken seven seconds. In addition to this, if the jet was traveling at that speed, it would cover a distance of 80 kilometers (50 miles) in five minutes – making the Turkish military’s statement of “ten warnings in five minutes” seem highly implausible; the warnings could not have all fitted into just seven seconds. The warnings made would therefore have been based on mere speculation as to whether or not the plane was crossing the border.

Image credit: An airstrike on Kobane, a town close to the Syrian-Turkish border. Orlok/Shutterstock
Although this makes the Turkish claims fairly suspicious, the Russian claims are also quite dubious, according to the researchers. The Russian map that apparently shows the jet not violating Turkish airspace at all shows that it changed course by 90 degrees when it was hit by the missile. “A change of course of 90 degrees can only be achieved with an object that’s many times heavier or faster than the jet,” the physicists note on their blog.
A surface-to-air missile would not have caused this to happen, implying the 90-degree turn was caused by the pilot’s own maneuvering. Therefore, despite Russia’s claims to the contrary, the jet was likely not actively avoiding Turkish territory.
So, according to science, both Turkey and Russia are, to some degree, contriving falsehoods.